ZUBIA

Tradición, desde 1982

La historia de Patés Zubia comenzó a escribirse hace medio siglo, con la apertura de la Carnicería Charcutería Zubia por iniciativa del matrimonio formado por Raquel y José Luis.

Fue este último quien, tras iniciarse en el sector en Zumarraga y formarse en Hendaia, decidió emprender un pequeño negocio dedicado a la elaboración y venta al corte de un paté de campaña artesanal. Tal fue el éxito y la aceptación de su producto que, tan solo un par de años más tarde, en 1982, decidieron ampliar su negocio a los patés en conserva. A día de hoy, con José Luis recién jubilado, son sus descendientes los encargados de gestionar la empresa. Con grandes cambios y mejoras en diversos ámbitos, como las instalaciones o el catálogo de productos, hay algo que sí que se mantiene intacto desde la fundación: la filosofía. Y es que lo que funciona bien merece ser preservado. Por ello, Patés Zubia sigue con la pasión por el trabajo bien hecho y apostando por la selección de materia prima de gran calidad.

Calidad y naturalidad

39 años después, PATÉS ZUBIA se ha establecido en el mercado con un producto de alta calidad, fruto del trabajo y el equilibrio entre la investigación y el respeto por la materia prima.

Por muchos avances tecnológicos que hayan podido darse, los productos que se siguen elaborando de forma artesanal y de uno en uno. Lo que arrancó con una gama de patés básica fue evolucionando a una gama gourmet de derivados del pato y la oca, introduciendo también otras novedades como ‘la Piparra’ o pulpa de pimiento choricero a finales de los 80 y consolidado como su producto estrella; o más recientemente la txistorra, rescatando una receta tradicional que le valió para coronarse en el Concurso de Euskadi de Santo Tomás.
Asimismo, una nueva gama de mousses vegetales 100% naturales ha aterrizado este año en Patés Zubia. Con siete sabores disponibles, algunos aptos para veganos, este producto les ha permitido acceder a nuevos mercados.

Innovación

La siguiente generación mantiene a día de hoy el legado y continúa con la tradición aportando criterio propio, innovación y nuevas ideas.

Especialistas en productos gourmet, En Zubia no han dejado de innovar: Piparra o Txistorra, en su día, y ahora, una gama de mousses vegetales. En su línea de expansión, lanzan al mercado una nueva gama de patés cárnicos y mousses vegetales BIO. Todo ello, con el respaldo de certificaciones sanitarias que le permiten exportar a casi todo el mundo y con una ferviente defensa del producto local.